Blogia
sinescuela

Una Amenaza Silenciosa para el Homeschooling

Lee Duigon
1 de Octubre, 2003
¿Serán obligados los padres Cristianos que educan a sus hijos en casa a enseñarles a adoptar el “sexo seguro,” el aborto libre y el relativismo moral?
Suena absurdo, pero podría suceder mañana, el próximo mes, o en cualquier momento. La
proposición está en la mesa, esperando que un juez la tome.
Los niños tienen el derecho constitucional de aprender respecto a creencias y estilos de vida
diferentes a las de sus padres, y el estado tiene la obligación de asegurarles ese derecho.
Así argumentó Rob Reich, profesor de ciencias políticas y educación en la Universidad de Stanford, en la convención 2001 de la Asociación Americana de Ciencias Políticas, leyendo una ponencia titulada, “Probando los Límites de la Autoridad Paterna sobre la Educación, el Caso del Home Schooling.” Incluyó su escrito como un capítulo de su libro del 2002,

Trazando un Puente entre el Multiculturalismo y el Liberalismo en la Educación.
Tan seco y académico como esa pueda parecer, el nuevo “derecho” de los niños de Reich ha atraído la atención de la élite educativa de los Estados Unidos. “El material de Reich está siendo leído y usado como referencia,” reportó la Revista de Educación en el Hogar – Noticias y Comentarios recientemente. “Tiene la atención de los medios de comunicación.”En sus escritos, Reich propone que la educación en el hogar (homeschooling) debe ser monitoreada por el estado para asegurarse que los padres les enseñen a sus hijos creencias y estilos de vida a los que puede que se opongan – y que los padres consideren incluso como malos.
Un juicio traído ante la corte apropiada – por ejemplo, el Noveno Circuito de Apelaciones en San Francisco (famosa por declarar inconstitucional el Juramento a la Bandera) – podría permitir que un juez dictamine que el Profesor Reich está en lo correcto, que los niños sí tienen el derecho de aprender creencias y conductas opuestas a las de sus padres. Y si los padres se rehúsan a enseñarlas, entonces la corte puede ordenarles que para asegurar los “derechos” de sus hijos deben enviarlos a la escuela pública.
Vemos ese peligro,” dice Thomas Washburne, J.D., de la Fundación de la Defensa Legal del Homeschool. “Podríamos verlo aparecer en un caso donde los padres que eduquen a sus hijos en casa hallan fallado, de manera demostrable, al no educar a un hijo. Algún grupo defensor podría presentar una acusación legal y tratar de montar un caso a favor del hijo. Podrían afirmar que el niño tiene este derecho que Reich ha identificado, y el juez podría estar de acuerdo.”
En una reciente revisión del libro de Reich publicada por Amazon.com el revisor declaró, “La meta principal de la educación es desarrollar la autonomía en los niños.” Reich fue citado en la Revista de Educación en el Hogar – Noticias y Comentarios diciendo: “El estado tiene el rol de promover el interés independiente de los niños, incluyendo el derecho de vivir una vida diferente a la que sus padres llevan.”
Estas pasmosas declaraciones - ¿vamos a creer que hasta que aparecieron los educadores modernos de hoy los niños estaban condenados a ser copias al carbón de sus padres? – muestran que las ideas de Reich han caído en terreno fértil. Reich afirma, “A los niños se les debe, como un asunto de justicia, la capacidad de llevar vidas – adoptar valores y creencias, ir en pos de una ocupación, compartir nuevas tradiciones – que son diferentes a las de sus padres. Debido a que el niño no puede... asegurarse la adquisición de tales capacidades y a que los padres podrían oponerse... el estado debe garantizárselos” (énfasis añadido).
Es en este punto donde podemos comenzar a ver las implicaciones, en realidad el peligro, dice Washburne. Reich también ha escrito, “Ni los padres ni el estado pueden justamente intentar imprimir de manera indeleble en un niño un conjunto de valores y creencias.”
¿Están ustedes escuchando, padres Cristianos? Considere los mandamientos Bíblicos, tales como: “Y las enseñarás (las palabras de Dios) a vuestros hijos... (Deut. 11:19), o “Instruye al niño en el camino que debiese andar...” (Prov. 22:6). Según la opinión de Reich obedecer estos mandamientos sería una injusticia.
No obstante, argumenta que la interferencia del estado en la educación hogareña puede ser necesaria para asegurar la libertad religiosa de los niños: “El estado no puede renunciar a su” (énfasis añadido). Traducción: El homeschooling está bien, en tanto que no les enseñen a sus hijos a ser Cristianos.
Lo que Reich está haciendo,” dice Washburne, “es establecer un marco académico por el cual un juez activista podría dictaminar a favor de fuertes restricciones a la educación en el
hogar.”
¿Cuál es el propósito de las propuestas de Reich?
Dice Washburne, “La élite de la educación mira a los padres que educan a sus hijos en sus.”
Para muchos padres todo el punto del homeschooling es sacar a sus hijos de las escuelas públicas y alejarlos de las ideas y valores corruptos. Ahora Reich propone que estas ideas corruptas sean traídas al seno del hogar por los mismos padres – o si no...
Las cosas han estado bastante tranquilas hasta este año,” dice Washburne, “pero las ideas de Reich están allí afuera. Estamos esperando a ver si alguien trata de implementarlas.”
Quizás los padres Cristianos debiesen comenzar a planear qué harán si un juez activista dictamina que sus hijos tienen el “derecho” a que se les imparta el curso Paganismo Práctico 101. Desde el punto de vista de este escritor, es solo cuestión de tiempo antes que tal respuesta sea necesaria.

Para más información, contáctese con Fundación de la Defensa Legal del Homeschool,null

_____________________________________________
Lee Duigon es un hombre de negocios y escritor por cuenta propia originario de New Jersey.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres