Blogia
sinescuela

Leyes

Cien familias catalanas que educan en casa alertan del enjuiciamiento de su opción pedagógica

En Catalunya hay unas 500 y en toda España unas 2.000

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS) La Vanguardia

La Coordinadora Catalana por el Reconocimiento y la Regulación de la Educación en Familia, que aglutina a un centenar de familias que educan a sus hijos en casa, ha alertado del enjuiciamiento de su opción pedagógica, porque en los últimos dos años han crecido las denuncias por no llevar los hijos al colegio.

En una entrevista de Europa Press, la portavoz de la Coordinadora Àfrica Jou ha sostenido que "se tiene que mover ficha porque la situación se ha ido complicando", y que su entidad tiene ocho familias denunciadas, mientras que antes había más tolerancia si se demostraba que no había dejadez de los padres.

Las familias que abogan por el 'homeschooling' --se calcula que en Catalunya hay cerca de 500 y en el Estado unas 2.000-- han pedido a la Generalitat que se regularice su situación y se las diferencie de las "absentistas".

Fuentes de la Conselleria de Enseñanza han apuntado a Europa Press que la legislación española, la catalana y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (TC) obligan a escolarizar en un centro, por lo que consideran "ilegal" esta opción; en cambio, la Coordinadora lamenta el vacío legal porque tampoco está prohibida, y pide un protocolo diferenciado.

PROTOCOLO ACTUAL

Actualmente se activa un protocolo si un niño no va a clase --independientemente de si se forma o no en casa--: los servicios sociales visitan el domicilio y, si persiste la postura de la familiar, el caso llega a la inspección educativa, que lo traslada a la Secretaría General de la Conselleria, y de aquí llega a la Fiscalía, que decide si abre investigación judicial.

Las familias afectadas han pedido precisamente diferenciar: "Como no está regulado, no hay un protocolo establecido para las familias que educan en casa y sí para las absentistas", ha deplorado Jou, licenciada en Historia y madre de dos hijos de 7 y 9 años.

UNA OPCIÓN PEDAGÓGICA

Cada familia sigue su propia opción pedagógica, ha remarcado Jou, que relata que en su caso utilizan como "herramientas" las Matemáticas y la Lengua --materias con las que siguen un programa más oficial--, y potencian Historia y Geografía a base de muchas lecturas y documentales, además de utilizar material manipulable y ejemplos prácticos.

En su origen, muchas familias apostaron por 'homeschooling' por motivos religiosos en Estados Unidos, pero Jou ha destacado que en Europa se ha desarrollado por motivos pedagógicos, porque defienden que "los hijos pueden aprender de otra manera", y ha sostenido que las familias tienen un perfil muy variado.

LEY CATALANA

Las familias afectadas sostienen que su opción pedagógica se podría incluir en el artículo 55 de la Ley de Educación de Catalunya (Lec), que cita la "educación obligatoria no presencial", si bien Enseñanza indica que este punto se refiere al estudio semipresencial y a la escolarización hospitalaria, pero no a la enseñanza en casa.

Por eso, en las sucesivas reuniones que han mantenido, la Conselleria ha instado a las familias a acudir al Estado para que la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) aclare este tipo de educación, puesto que de ello depende que la Lec pueda desplegar un registro con estos alumnos.

Jou también ha criticado que la actual legislación impide que los escolares puedan obtener el título de ESO a los 16 años como los estudiantes que van al instituto, por lo que ha lamentado que deban esperar a los 18 y "estar parados dos años en una edad complicada".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La juez absuelve a la primera gallega acusada por no escolarizar a su hijo

El fallo establece que "no es la vía penal" donde se debe "dilucidar la responsabilidad" de esta madre viguesa. "Espero que esto ayude a otras causas pendientes", indica la acusada

El fallo apunta que no hay "dejación ni abandono"del niño"

 ANTONINO GARCÍA | farodeVIGO Apenas seis días le han bastado a la titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Vigo para absolver a Ana Rosa López, la viguesa que la semana pasada se convirtió en la primera gallega que se sienta en el banquillo de los acusados por no escolarizar a su hijo. No hay motivo, según expone la juez en su fallo, para considerar que el menor está en una situación de abandono, tal y como argumentó la Fiscalía al solicitar una multa de 1.260 euros, ni la vía penal es el lugar apropiado para dirimir la responsabilidad relativa a cuestiones académicas.

La magistrada Montserrat Delgado emitió, con fecha de 11 de junio, sentencia absolutaria en el caso de la madre procesada por no llevar a su pequeño de 10 años al colegio. De la misma forma, da un plazo de diez días a la fiscal para presentar recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Pontevedra y declara de oficio las costas procesales, por lo que la acusada tampoco tendrá que hacer frente a los gastos legales.

"De la prueba practicada no se puede concluir una dejación y abandono graves o absolutos del deber de educar a su hijo o procurarle una formación integral por parte de la acusada", expone la juez en los fundamentos de derecho del fallo. Durante la vista oral, la Fiscalía había incidido precisamente en el hecho de no llevar al niño a la escuela significaba no darle una educación integral.

En cualquier caso, la sentencia afirma que existe un incumplimiento por parte de Ana Rosa López, aunque no llega a incurrir en un delito. "La prueba de la acusación -continúa la juez- no permite afirmar la existencia de un ilícito penal, en este caso la transgresion de los deberes de asistencia que se imputan a la madre del pequeño, y que indudablemente existen, no llega a integrar el ilícito penal o un ilícito administrativo". En este sentido, el fallo es taxativo a la hora de señalar que "no es la vía penal donde se debe dilucidar la responsabilidad de la madre respecto de carencias académicas y de integración que presenta su hijo y, que pudieron dificultar en el futuro su acceso a estudios superiores y limitar sus posibilidades educativas y laborales, así como su adecuado desarrollo personal".

 Este argumento fue precisamente el esgrimido por el letrado de la defensa, Francisco Fernández Tarrío, al señalar durante su alegato final que a lo largo de la vista oral no se había mostrado ninguna prueba de que existiese un abandono de menores y que la vía penal no era la adecuada en estos casos. "Somos juristas, no pedagogos", argumentó el abogado.

El caso de Ana Rosa López ha sido el único que ha llegado a juicio en Galicia y la gran mayoría de los procesos abiertos en el resto de España por esta misma causa se han quedado en diligencias previa. El pasado mes de enero, la Audiencia Provincial de A Coruña falló en contra de procesar a una pareja de Sada que educa a sus hijos de 9 y 8 años a través de un colegio nortemericano que imparte sus asignaturas en internet. En otras comunidades como Valencia, ya no se procesa a los progenitores por vía penal, sino por la vía civil y en diciembre del año 2009, la Audiencia Provincial de Teruel absolvía a unos padres acusados de abandono de familia. "Educar equivale a desarrollar las facultades intelectuales o morales de una persona, lo que puede lograrse dentro o fuera del sistema educativo establecido por el Estado", argumenta la sentencia.

Ana Rosa López se mostraba ayer muy satisfecha después de conocer el fallo del Juzgado. "Está claro que no es la vía para tratar estos asuntos", afirmaba tras poder leer la sentencia y confirmar que tampoco tendría que afrontar los gastos procesales. Contenta por la resolución del caso en primera instancia, espera que ahora la Fiscalía no decida recurrir, aunque no las tiene todas consigo. "No sé qué hará la fiscal, me imagino que se lo pensará ya que es una causa fácil, pero confío en que no continúen adelante porque si no se va a eternizar", argumenta.

En cualquier caso, la madre viguesa tiene claro que el fallo puede suponer un ayuda para otras familias que están en su misma situación. "Espero que ayude en otras causas que todavía están pendientes", señala en referencia a la familia de Castro Caldelas que educa a sus hijos a través de un colegio a distancia. Ellos, al igual que padres que residen en Xinzo de Limia, también fueron denunciadosy el proceso judicial está en marcha, aunque todavía no se ha formulado un escrito de acusación, como ocurrió con Ana Rosa López. "Si me condenan, me sentiría responsable, porque haría más difícil el camino para las familias que también están luchando por la misma causa", explica.
La mujer asegura que a partir de ahora "seguiré adelante" y también considera que relación a las causas pendientes, tanto las autoridades civiles como judiciales "deberían paralizarlas y plantearse cómo deben afrontarse".

Seis días de colegio
El hijo de Ana Rosa López Villanueva tiene actualmente 10 años de edad y tan solo acudió seis días al colegio durante su etapa como alumno de 3º de Primaria. Después de ser educado en casa y en el centro Pumariños de Bembribe, donde comparte espacio con otros menores, fue el propio pequeño el que pidió a la madre que lo matriculase en el colegio. La experiencia fue negativa y los problemas de adaptación provocaron que la mujer decidiese no enviarlo más a la escuela. A raíz de una carta explicando su decisión, el caso se abrió por vía administrativa hasta que llegó al ámbito judicial.

Comunicado oficial de ALE ante la sentencia de Tribunal Constitucional

 

 

La Asociación para la Libre Educación, ante la Sentencia dictada por el Tribunal Constitucional, en la que se deniega el derecho a una familia de Málaga a educar a sus hijos en el hogar, y ante la interpretación que de dicha sentencia han hecho algunos medios de comunicación, quiere poner de manifiesto el hecho de que una sentencia, por si sola, no crea jurisprudencia por lo que su aplicación efectiva no puede equipararse a la de la legislación vigente.

En cuanto al fondo del asunto, consideramos que los fundamentos de la sentencia contienen algunas imprecisiones jurídicas que son consecuencia de la falta de un posicionamiento claro en el marco normativo español. El Tribunal Constitucional ha hecho una interpretación restrictiva del derecho de los padres de elegir la educación de sus hijos (derecho que, sin embargo, confieren tanto la Constitución Española como la Declaración Universal de Derechos Humanos). Sin embargo, admite que "no cabe descartar otras opciones legislativas que incorporen una cierta flexibilidad al sistema educativo y, en particular a la enseñanza básica", lo cual indica una invitación al legislador para que termine de una vez por todas con el vacío legal en el que actualmente se encuentra esta opción educativa en España y que deja a las familias en una situación de absoluto desamparo e inseguridad jurídica. No debemos olvidar que, pese a este vacío legal, los tribunales españoles vienen interpretando la legislación de un modo totalmente favorable a la educación en casa y, en especial, a la libertad de elección de cada familia.

ALE

 17/Diciembre/2010

Educar a los hijos en casa requiere más energía, es más fácil soltarles en el colegio

rtve.es 17/12/10

  • Unas 2.000 familias españolas han optado por no escolarizar a sus hijos
  • El Constitucional ha denegado esta posibilidad a unos padres de Málaga
  • Los padres que han elegido esta vía explican sus razones y motivos a rtve.es
  • Los detractores de esta forma de educar recuerdan que la escuela socializa

    Los hijos de Sorina Oprean, de 15 y 13 años, nunca han ido a la escuela. Forman parte de una de las más de 2.000 familias que han optado en España por educar a sus niños en casa, según la estimación de la Asociación para la Libre Educación (ALE) que agrupa a más de medio millar de ellas.

    Su presidenta, Azucena Caballero, califica de "reduccionista y simple" la sentencia del Tribunal Constitucional, conocida este jueves, que rechaza a unos padres de Málaga que eduquen a sus hijos sin escolarizarlos.

    El Constitucional argumenta que la facultad de los padres de elegir una formación ajena al sistema de escolarización por motivos pedagógicos "no está comprendida" en el artículo 27 de la Constitución sobre libertades educativas aunque deja la puerta a que el legislador regule este tipo de educación.

    Lo cierto es que estas familias están en un limbo legal. No está prohibido educar en casa pero tampoco está regulado por ninguna ley como en muchos otros países como Reino Unido, Francia o Canadá.

    Sorina Oprean explica, en declaraciones a rtve.es, que su marido y ella optaron por el llamado homeschooling porque ella quería mantener el bilingüismo en su familia y enseñar a sus hijos su idioma materno, el rumano. Entendía que si iban a la escuela acabarían perdiéndolo al pasar menos tiempo con ella.

    Esta arquitecta, que vive en Simancas (Valladolid), se queja de que se venda el sistema escolar reglado "como el único" e insiste en que "lo normal" sería que existieran varias opciones para elegir la que mejor se adapte a las circunstancias personales" de cada uno.

    Sorina defiende además el plus de implicación que tienen como padres. "Educar a los hijos en casa requiere más energía, más trabajo, es más fácil soltarles en el colegio".

    Entiende que no toda la gente se vea capaz de responsabilizarse de una forma tan directa de la educación de sus hijos, pero reclama que, al menos, no se ponga cortapisas a los que sí quieren.

    Por qué educar en casa y no en la escuela

    Las razones de los padres que optan por educar a sus hijos en casa son muy diversas, explica Marta García, vicepresidenta de ALE: "El abanico es muy amplio".

    Hay progenitores que deciden no escolarizar a los niños por motivos pedagógicos, porque creen que hay otra forma de enseñar distinta a la de la escuela, con un altísimo fracaso escolar, argumentan. Hay convicciones morales o, incluso, casos de acoso escolar. "Hay niños que no sirven para estar en la escuela", señala esta madre que también educa en casa a sus hijos de 8, 7 y 4 años.

    "No estamos en contra de la escuela, lo que queremos es que se abra el abanico de posibilidades" en educación, señala Marta García.

    Azucena Caballero incide en la misma idea: "No se puede dar una única solución. Es imposible estandarizar a todos los seres humanos". Por eso defienden que la educación en casa sea una opción más.

    Las clases en casa son flexibles. Se prima la curiosidad natural del niño para aprender. Aunque el peso de la educación recae sobre los padres, los niños reciben también clases particulares de profesores.

    Para obtener los títulos pertinentes hay varias opciones, según explica Azucena Caballero. Matricularse directamente en 4º de la ESO o matricularse a distancia en otro país (sus hijos en una escuela en California, en EE.UU.) y luego homologar el título. En los países que está regulado existen exámenes estatales para estos niños.

    La escuela como agente socializador

    Los críticos con la opción del homeschooling argumentan que el colegio sirve para la socialización del niño, difícil de alcanzar fuera del sistema escolar en su opinión.

    Para el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres Alumnos (CEAPA), Pedro Rascón, "la socialización es fundamental e importante en la educación de los hijos y en la educación en soledad desaparece", según explica a rtve.es.

    La socialización es fundamental en la educación y si esta es en soledad, desaparece

    Aunque los niños educados solo en casa realicen actividades con otros niños fuera del ámbito escolar (deportes, idiomas, música...), el presidente de la CEAPA cree que "no es lo mismo participar en una actividad que estar cinco o seis horas al día con otros niños. En la escuela nacen unos lazos de amistad que pueden durar toda la vida. Hay elementos que no se pueden sustituir", asegura.

    "La socialización es lo más fácil"

    Sin embargo, los padres que optan por educar a sus hijos en casa creen que "la socialización es lo más fácil, se soluciona con una política de puertas abiertas", explica Azucena Caballero que tiene tres niños de 14, 9 y 5 años.

    La presidenta de la Asociación para la Libre Educación argumenta que la vida social de estos niños "es muy rica" al hacer actividades extraescolares otros niños, hacer salidas a museos o al campo para aprender sobre el terreno...etc. Estas familias hacen también actividades juntas y los niños acaban relacionándose con personas de todas las edades.

    Caballero asegura que "hay estudios que apuntan a que si en algo destacan estos niños son en sus habilidades sociales. Las desarrollan más que los niños que pasan horas y horas sólo con los de su mismo grupo de edad".

    Con el modelo que estas familias defienden, los niños "socializan con niños y adultos de todas las edades, es una educación en comunidad", defiende Sorina Oprean.

    El profesor del Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad Complutense David Reyero señala que cree que puede haber otro modelo de socialización que no tiene que estar ligado estrictamente a la escuela.

    El nivel de socialización de la escuela es difícil de encontrar fuera, pero no imposible

    Este doctor en Pedagogía reconoce, en declaraciones a rtve.es, que "el nivel de socialización de la escuela es difícil de encontrar fuera, pero difícil no quiere decir imposible".

    La principal ventaja del homescholing para este experto es "la atención más personalizada" que reciben estos niños. Reyero considera que "la educación es un asunto complejo y nadie puede decir que exista un único modelo válido de educación.

    Una sentencia que sienta jurisprudencia

    Para David Reyero la sentencia del Tribunal Constitucional "sienta jurisprudencia" y las familias que optan por educar a sus hijos en casa pueden tener a partir de ahora "más problemas" si se utiliza desde la inspección de las administraciones públicas. El "limbo legal" que existía hasta ahora se puede acabar, según este experto.

    La presidenta de ALE reconoce que algunos padres están llamando preocupados por la decisión del Constitucional, pero Azucena Caballero insiste en que la sentencia hace referencia a un caso en concreto y recuerda que una sentencia de 1994, también del TC, reconoció el derecho de los padres a educar a sus hijos en casa.

    "La ley no cambió en 1994 y no cambia ahora", explica Caballero que recuerda que hasta ahora todas las sentencias han dado razón a los padres a los que se acusaba de abandono familiar por no escolarizar a sus hijos. El caso en concreto de la sentencia se refiere a dos familias. Los dos hijos de una de ellas ya son mayores y el hijo de la otra, de 14 años, está escolarizado en este momento.

    Unas 2.000 familias siguen educando a sus hijos en casa y seguirán reclamando que en España se regule su situación, una puerta que invitaba a abrir el Constitucional al decir que "no cabe descartar otras opciones legislativas que incorporen una cierta flexibilidad al sistema educativo y, en particular, a la enseñanza básica".

     

El TC excluye la educación de los hijos en casa sin ir al colegio

Refrenda al juez que obligó a escolarizar a unos niños que hablaban 5 idiomas

Educación defiende que es fundamental ir a las aulas para la socialización del niño

ANTONIO M. YAGÜE Viernes, 17 de diciembre del 2010 ELPERIODICO

La casa puede completar pero no sustituir a la escuela. El Tribunal Constitucional (TC) ha resuelto el litigio de unos padres que querían educar a sus hijos en casa en vez de enviarlos al colegio. Alegaban que los pequeños hablaban cinco idiomas y recibían clases de música, lengua, ciencias, matemáticas y ética. Mucho mejor que la educación que les impartirían en cualquier colegio público. El alto tribunal, sin embargo, rechaza esta petición y en una sentencia de la que ha sido ponente su presidenta, María Emilia Casas, establece la «facultad de los padres de elegir para sus hijos una educación ajena al sistema obligatorio» y de enseñar «libremente», pero fuera del horario escolar, y sin perjuicio del deber de escolarización.

El fallo del TC da la razón, tras un largo proceso de recursos y sentencia, al juzgado de Coín (Málaga) que en el 2003 ordenó que varios menores fueran escolarizados hasta los 16 años. Se apoya en el artículo 27 de la Constitución, que no permite a los padres negar a sus hijos el derecho y la obligación a participar en el sistema oficial de educación.

ILEGAL PERO SIN CONTROL // En España la escolarización es obligatoria hasta 16 años, como fijó la primera ley educativa de la democracia LODE en 1985 y remachó la LOE en el 2006 . Según fuentes oficiales, educar en casa es ilegal salvo en los supuestos de enfermedad del alumno, vida itinerante o residencia en el extranjero. El resto se equipara al absentismo, sobre el que no hay cifras. Ayuntamientos y servicios sociales son los encargados de vigilar que los niños estén escolarizados pero ningún organismo controla los que están en sus casas. Según las asociaciones que defienden este tipo de aprendizaje, permitido en EEUU y algunos países de la UE, unas 500 familias en España lo practican de facto.

MINORITARIO //«Es fundamental que los niños acudan al colegio para su socialización y el aprendizaje de valores y conocimientos en grupo», subrayó el secretario de Estado de Educación, Mario Bedera, quien estimó que los casos de jóvenes que reciben educación en casa son «absolutamente minoritarios», por lo que no requiere de una regulación. Para distintos expertos, la convivencia no es completa sin pasar por las aulas. «La educación no es solo un tema de formación sino de la socialización que los niños consiguen en clase», remachó Pedro Rascón, presidente de la asociación de padres laica Ceapa.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Solo la escuela enseña a convivir

El Constitucional deniega el derecho a dos familias a educar a sus hijos en el hogar, lo que sí aceptan otros países - Los expertos apelan a la socialización

J. VIÚDEZ / S. TOBARRA elpais  17/12/2010

La enseñanza obligatoria debe tener lugar en el aula, y no en casa. El Tribunal Constitucional ha cerrado, con una sentencia contundente, el debate abierto en torno a las familias que rechazan para sus hijos la enseñanza oficial y prefieren educarlos en casa. El fallo conocido ayer deja claro que la libertad ideológica no otorga a los padres la facultad de elegir para sus hijos una educación ajena al sistema oficial, porque el derecho es del menor. Eso sí, queda expresamente abierta la puerta a que en algún momento el legislador acepte esa forma alternativa de educación, algo que hace tiempo piden sus promotores. Frente a ellos, expertos en educación defienden que la escuela no es solo lugar de transmisión de conocimientos, sino también un espacio clave para la socialización. Y ¿cómo aprende a convivir con su entorno un niño privado de tener compañeros de colegio?

La inmensa mayoría de la población sigue la enseñanza obligatoria de los seis a los 16 años. Dos familias de Málaga que habían asumido la educación de sus hijos de 6, 10 y 13 años tuvieron que escolarizarles en 2003 porque un juzgado les obligó. Acataron la decisión, pero iniciaron una batalla legal para que el Tribunal Constitucional reconociera su derecho a no escolarizarlos en un centro oficial. Siete años despúes, cuando el menor de ellos tiene 14 años, les han denegado esta posibilidad de forma definitiva.

Pese a ello, en la Asociación para la Libre Educación (ALE), que agrupa a familias que defienden la educación en el hogar, aseguran que desde 2003 ha habido al menos 14 casos en los que se acusaba a los padres de abandono por no escolarizar a sus hijos y que todos, a excepción del de Málaga, han terminado archivados o absueltos.

Pedro Rascón, presidente de la Conferación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), defiende el papel educativo y socializador de la escuela. "Puede ser que en familia un alumno se cultive mucho pero se huye de vivir al margen de la sociedad". "La escuela tiene un papel clave para que el niño o niña se socialice", remacha el presidente de CEAPA, la confederación que tiene representación en 12.000 centros públicos de toda España.

Una visión distinta tiene la presidenta de la ALE, Azucena Caballero, que dice que más de un millar de alumnos españoles de hasta 18 años adscritos a su organización reciben formación fuera de la escuela: en casa o apoyados en sistemas de educación a distancia. Las familias que recurren a esta vía lo hacen por estar en desacuerdo con el sistema pedagógico oficial, porque han sufrido acoso escolar, están en vías del fracaso escolar, por estrés o por exceso de competitividad, recalca Caballero.

En el caso de Málaga, la sentencia del Tribunal Constitucional concluye que estos padres no pueden negar a sus hijos el derecho y el deber de participar en el sistema oficial de educación. El fallo, del que ha sido ponente María Emilia Casas, presidenta del tribunal, incide en que la libertad de enseñanza de los progenitores se circunscribe a la facultad de enseñar "libremente" fuera del horario escolar, pero sin "perjuicio" de su deber de escolarización y a la facultad de escoger un centro docente cuyo proyecto se ajuste mejor con sus preferencias pedagógicas.

Floreal Macarro, padre de dos de los menores de Málaga, seguía ayer defendiendo su derecho a optar por la educación en casa: "Creo que es ampliar la democracia. En algunos casos puede que sea mejor". En 2003, sus hijos vivían en la pequeña localidad de Alozaina (2.242 habitantes), situada a unos 50 kilómetros de la capital malagueña. Una maestra trabajaba con ellos con el método Montessori, concebido en Italia en 1907 y basado en el respeto hacia el niño y su capacidad de aprender. "Pensamos que en un aula, con 30 alumnos, el profesor está más pendiente de imponer disciplina que de sus intereses, y tampoco nos gusta que los programas giren en torno a la economía, a la competitividad", explica. Una denuncia de la Fiscalía, que también afectó a sus vecinos, padres de otro niño de seis años, llevó el caso a los tribunales. Durante el juicio argumentaron que la educación que recibían los tres menores era mejor que la de los colegios públicos: hablaban cinco idiomas y recibían clases de música, matemáticas, ciencias y lengua, además de una educación ética bastante completa.

El juzgado número 2 de Coín no entró a valorar la calidad de la enseñanza. Dejó claro que que el artículo 27 de la Constitución no permite a los padres negar la participación en el sistema oficial de Educación.

Floreal Macarro asegura que sus dos hijos acudieron al colegio solo un año. Después, la familia se empadronó en Portugal "para curarse en salud" por si volvían a tener problemas judiciales. Hoy uno de ellos, de 20 años, estudia música en un conservatorio de Francia. El otro, de 17 años, vive con ellos. El tercer menor al que afectó la orden judicial, con 14 años, sí ha estado escolarizado todo el tiempo, coincidieron ayer varias fuentes. "Si examinas ventajas e inconvenientes, te das cuenta que al educarlo en casa, el niño también se aísla, uno de mis hijos me dice que echaba en falta el contacto", reconoce el padre.

Lo que dice este padre enlaza con la doctrina de muchos pedagogos que defienden que tan importante en la escuela es la educacion que se recibe como la socialización a edades tempranas

En esta línea, la Ley Orgánica de Educación (LOE) dice: "la educacion básica es obligatoria y gratuita". Se entiende como Educación básica la que va de los seis a los 16 años, es decir, desde la primaria a la secundaria. En todos los países europeos no es así. En Finlandia, Suecia, Estonia y Lituania la escuela obligatoria empieza a los siete años. En Grecia y Holanda, a los cinco.

Los defendores de la escuela dicen que es la mejor forma de socializar. Hay docentes que defienden la escuela. "Los alumnos y alumnas de mi clase, de forma libre, y hasta que el resto de compañeros hayan llegado, escogen uno de los distintos espacios que forman parte del aula. Los hay que prefieren la biblioteca donde ojear cuentos, otros la cocinita donde preparar unos huevos fritos de plástico, y otros, inician la mañana con grandes ilustraciones y creatividad", dice Eva Maria Alcalá, maestra de la escuela La Garalda de la localidad de Palletjà, en Barcelona. "El sistema educativo actual favorece y potencia en nuestros alumnos aspectos como la socialización, permite hacer partícipe de la educación a todos y garantiza la igualdad de oportunidades educativas sin tener en cuenta la economía de sus familias", añade esta maestra.

Pero hay quien le pone pegas a la escuela. "Hay familias que están educando en casa porque no encuentran espacios escolares que respondan a sus ideas o porque los chicos no estaban bien allí", dice José Contreras, profesor de Didáctica en la Facultad de Formación del Profesorado de la Universidad de Barcelona. "Los horarios suelen ser extensos y hay alumnos que no soportan esta presión (...). El fantasma de los indicadores Pisa se está leyendo como que hace falta más esfuerzo y acaba siendo examen continuo", agrega Contreras.

Caballero considera que el fallo del Tribunal Constitucional sobre el caso de Málaga no se puede extrapolar a otros casos. "En este caso se ha querido hacer una interpretación restrictiva del derecho de elección de los padres sobre la educación de sus hijos, pero no menoscaba para nada las sentencias ya existentes. De hecho el mismo tribunal, pero formado por otras personas, el 3 de octubre de 1994 emitió la sentencia 260, muy diferente a la actual, dando la razón a los padres", explica. Caballero añade: "Dejan constancia de que se podría legislar de forma más flexible la ley educativa, al decir que ’no cabe descartar otras opciones legislativas que incorporen una cierta flexibilidad al sistema educativo y, en particular a la enseñanza básica’, algo que nos alegraría mucho a todos", destaca. Por otro lado, Caballero subraya que parece que, por encima del bienestar del niño y de que se cubran sus necesidades reales, solo les interesa si están escolarizados o no, independientemente de lo que esto suponga para el menor.

 Sala Primera. Auto 163/2008, de 23 de junio de 2008

 

La situación en otros países

- Italia. Las familias pueden asumir la enseñanza obligatoria de sus hijos. Han de demostrar capacidad económica y técnica para asumirla y comunicarlo cada año a la Administración.

- Reino Unido. Dejó una puerta abierta a la educación en casa por The Education Act de 1996, que establece la educación a tiempo completo en la escuela o "de otra manera".

- Portugal. Existen tres formas de educar: pública, privada y en la familia. Para optar por esta última, la familia ha de comunicarlo a las autoridades y realizar pruebas de evaluación a los cuatro, seis y nueve años.

- Francia. La educación obligatoria podrá ser dispensada, tanto en una escuela pública como en la privada o por la familia, e incluso por una tercera persona elegida por los progenitores.

- Bélgica. La educación en casa es legal. También la escolarización a través de la enseñanza a domicilio, y este debe cumplir con las condiciones determinadas.

- Irlanda. Reconoce el derecho de los padres a decidir, libremente, la educación a sus hijos, en su hogar, en escuelas privadas o en escuelas reconocidas o establecidas por el Estado.

- Rusia. La educación en el hogar está reconocida. Los que optan por ella incluso tienen los libros gratis.

- Indonesia. Es legal desde mayo del 2007.

- Taiwán. Está reconocida desde 1999.

Fuente: Asociación por la Libre Educación.

El derecho a estudiar en casa

 

KEVIN DOUGLAS LONG - Guadalajara - ELPAIS 20/12/2010

Asistimos estos días al debate producido por la sentencia del Tribunal Constitucional negando el derecho de los padres a educar a sus hijos en casa.

En realidad, la Constitución Española no menciona esta posibilidad, ni para bien ni para mal y, por tanto, el alto Tribunal pronunciándose al respecto hará otra cosa que aquella que es su función esencial: interpretar la Constitución.

No menciona tampoco el artículo 14.2 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea que reconoce el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones filosóficas, religiosas o pedagógicas.

Fuera de la escuela hay conocimiento, hay aprendizaje, hay desarrollo, hay amigos, hay deporte, hay relaciones... en libertad. Buscarlas, elegirlas, disfrutarlas conforme al criterio de padres y niños es un derecho en casi todos los países de la Unión Europea, vigente también en Estados Unidos.

El Estado está para proteger a la infancia de la desprotección y el abuso, no de la libertad, de la adquisición diferente de conocimientos, del desarrollo personal entendido de otra manera y del derecho de los padres a buscar lo que entienden es mejor para sus hijos, por ejemplo, no someterse a la tortura memorística de diferenciar, a los 11 años, las monocotiledóneas de las dicotiledóneas dentro de las angiospermas, ejercicio mental que ninguno de nosotros, en libertad, realizaría sin tener una motivación específica, y no por eso dejamos de aprender.

Los padres, divididos ante la sentencia del tc que prohíbe educar en casa a los hijos sin llevarlos a la escuela

(SERVIMEDIA)

Las confederaciones de asociaciones de padres Concapa y Ceapa manifestaron este jueves sus divergencias ante la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que prohíbe a unos padres la posibilidad de formar a sus hijos en su propio domicilio sin escolarizarlos en un centro oficial.

En declaraciones a Servimedia, el presidente de la católica Concapa, Luis Carbonel, apuntó que la decisión de educar a los hijos exclusivamente en el hogar es "una opción más de la libertad de enseñanza que no es condenable".

"Otra cosa es que no cuente con amparo legal (los magistrados del TC entienden que la Carta Magna no lo respalda) y que por tanto se deba acatar la sentencia", puntualizó, pero consideró que "todo lo que sea restringir la libertad es malo".

"En un momento en que muchos padres consideran que la enseñanza está muy ideologizada y que carece de calidad, no es extraño que algunos consideren esta opción", agregó.

Como ejemplo puso a Estados Unidos, "el país de las libertades", donde "el fenómeno del home studying, aunque minoritario, se permite perfectamente".

Ahora bien, habría que garantizar mediante pruebas externas que estos chicos obtienen el mismo desarrollo intelectual y personal que sus compañeros y que disponen de oportunidades de socialización, subrayó Carbonel.

Por último, recordó que "por la propia idiosincrasia del trabajo de los padres, la escolarización a veces es difícil, como en el caso de los trabajadores del circo".

SENTENCIA "LÓGICA"

El presidente de Ceapa (de la escuela pública), Pedro Rascón, se congratuló en cambio ante esta sentencia, que a su entender "es lógica" y les da la razón.

"Cuando debatimos sobre la educación en casa, siempre hemos dicho que no es solo un tema de formación, sino de la socialización que los niños consiguen en clase", apuntó Rascón.

A su juicio, esto es más importante que la verificación de los conocimientos adquiridos, "que se podría llevar a cabo", "pero lo cierto es que la ley es clara sobre la obligación de escolarizar a partir de los seis años". "La ley es muy clara, y si ahora lo reconoce expresamente el Constitucional, bien está", concluyó Rascón.

(SERVIMEDIA)

16-DIC-10

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres