Blogia
sinescuela

Colegio ya no es la única opción

Esta metodología fue legalizada por el MINISTERIO DE EDUCACION DE ECUADOR en octubre de este año y ya tienen dos alumnos inscritos

Publicado HOY.COM.EC el 23/Noviembre/2009

En octubre de este año el Ministerio de Educación (ME) aprobó un método de enseñanza alternativo denominado "Educación en Casa"*, una modalidad que se basada en el artículo 29 de la Constitución y permite a los padres elegir para sus hijos "una educación acorde con sus principios, creencias y opciones pedagógicas".

Teodoro Barros, director nacional de Educación del ME, explica que esta es una opción "para las familias que por sus creencias o problemas de movilidad no pueden matricular a los niños dentro del sistema regular", con el fin de "garantizar el derecho del niño a la educación".

Empero, aclara que las familias que se acojan a este programa deben cumplir varios requisitos: los padres deben tener un determinado nivel de instrucción y recibir una inducción sobre cómo educar mejor a sus hijos, el programa de estudio debe regirse al currículo de educación nacional y basarse en los textos escolares que el ME entrega de forma gratuita.

Otra de las condiciones es que el niño pertenezca a un grupo de socialización como clubs deportivos, artísticos, ecológicos, etc., porque "un aporte fundamental de la escuela es que facilita la inserción del niño en la sociedad", señala Barros.

Hasta el momento, dos niños están inscritos en el programa. Se trata de Sebastián (7 años) y Juan Daniel (12 años) Quiñónez, quienes cursan 3.º y 8.º año de Básica, respectivamente. Mariana de Quiñónez, madre de los niños, explica que eligieron el sistema de educación en casa porque el plantel donde estudiaban sus hijos se trasladó a la capital y en Puembo, donde vive la familia, no había otro colegio para inscribirlos.

Para la mujer, el sistema tiene grandes ventajas. "Los niños desayunan bien porque ya no tienen que madrugar, aprenden mejor y más rápido porque reciben una educación personalizada y no están sujetos al ritmo de aprendizaje de otros niños".

Jonathan Miranda (22 años) es un ejemplo de la eficacia que tiene este método de estudios. En su natal Tena (Napo), estudió con sus padres hasta 9.º año de Básica, aunque periódicamente asistía a una escuela regular para evaluar su progreso académico.

"Mi mamá me enseñó a leer y a escribir y siempre se encargó de ayudarme en el área de Lenguaje, mientras que mi papá estudiaba conmigo Matemáticas, Álgebra y Física", cuenta el joven, que actualmente estudia Ingeniería en Control en la Escuela Politécnica Nacional.

Para Jonathan, la posibilidad de estudiar a su propio ritmo y sin la presión de una nota o un examen, fueron las principales ventajas, pues "aprendía con gusto y no por obligación", manifiesta. Pero sobre todo, señala, "compartes tiempo valioso con tus padres, te forman con valores y cuando eres adulto estás en la capacidad de aprender por ti mismo".

No obstante, una de las desventajas, admite el joven, fue la imposibilidad de compartir tiempo y experiencias con otros niños de su edad. "Siempre me interesé por relacionarme con personas que puedan enseñarme algo nuevo, por lo que no pude disfrutar a cabalidad mi infancia", comenta.

Esa también es la preocupación de Milton Luna, coordinador del Contrato Social de la Educación, quien considera que la escuela es el espacio más idóneo para relacionarse con otras personas. "Allí los pequeños aprenden a convivir con los demás y les obliga a ser más organizados e independientes".

Por ello, Luna reitera que la formación de los hijos debe ser responsabilidad exclusiva de los padres hasta los cinco años de vida, pero después lo ideal es compartir esa tarea con la escuela, "pero de ningún modo la educación en casa es una idea descabellada", enfatiza.

Es por esa razón que el ME deberá analizar detenidamente las razones de los padres para participar de este proyecto. Además, los supervisores provinciales visitarán con regularidad los hogares de estos niños y serán los encargados de evaluar a los alumnos al finalizar el año escolar para que puedan ser promovidos al siguiente nivel. Condición que fue bien acogida por Mariana y su familia. (GM)

'Los padres deben capacitarse'


Para Milton Luna, coordinador del Contrato Social por la Educación, la eficacia de este modelo educativo dependerá de tres factores: disponibilidad de tiempo, recursos y la formación académica de los padres. "Es importante que los padres aprendan técnicas pedagógicas y actualicen sus conocimientos, pues todos tenemos falencias en algún aspecto".

El experto considera que este esquema "le devuelve a la familia la responsabilidad de formar a los hijos", pero advierte que uno de los riesgos está en que los padres asuman un rol autoritario y no permitan que el niño desarrolle sus habilidades y destrezas, pues en el país "un 40% de infantes aún se queja de maltrato". No obstante, sostiene que la responsabilidad de ofrecer una educación de calidad recae sobre la familia, la escuela y la sociedad.

 

*El acuerdo ministerial No. 515-09, firmado por el Ministro Raúl Vallejo:

autorizar el funcionamiento de la opción “Educación en Casa” como una alternativa a la que pueden acogerse los padres de familia para educar a sus hijos, de acuerdo con sus principios y creencias, sujetándose a lo establecido por el Estado en materia educativa…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres